PDA

Ver la versión completa : El mago y el orbe



pacoski
15-12-2009, 21:54
No. No es del todo igual a la torre oscura de stephen king, pero se podría decir que se parece.
Se supone debió ser un relato corto, como todo lo que escribo (aquí no, en otros lugares D:), pero, bueno... en parte por que ya es tarde, y en parte por que se me ocurren muchas cosas para agregar, decidí postearla por capítulos (no serán muchos, como dije iva a ser un relato corto, pero se me alargo demasiado)
Ahmm... ¿qué más?. Ah si, debo advertirles que me quedó en extremo rara, así que no se extrañen en ver algo que no les cuadra o algo así. Nada más, aquí está



El brujo y el orbe

Capítulo I
Cuando el brujo desenvolvió el majestuoso objeto de entre los viejos trapos, el joven Logan no pudo evitar sentirse totalmente abstraído por el. La inconfundible luz escarlata que emanaba desde sus adentros habría sido comentada durante generaciones por su familia y muchas otras; más que una historia o un mito, era una leyenda manchada de sangre. El legendario orbe oscuro posábase frente sus ojos y solo los dioses sabrían cual sería su destino a partir de ese momento. No, no los dioses. Solo el mismo orbe podría saberlo, después de todo ¿No era este el que controlaba todos los “dóndes” y los “cuándos” de la humanidad? ¿No era este el que habría provocado la caída de tantas civilizaciones a través de las eras? ¿Y que de quererlo podría acabar con el intruso en ese mismo momento? Eso no importaba. No para el joven Logan, el tenía otras cosas en mente.

-Muéstramelo –susurró- muéstramelo o juro que te arrancaré esos ojos de brujo con los que tanto has disfrutado ver gente sufrir.

Ansioso estaba el muchacho por ver aquello que podría evitar su ya predicha miseria. Lo que no sabe es que el orbe no trabaja para nadie, el orbe trabaja solo para sí mismo. Podría seguirte la corriente por un tiempo, pero al final el siempre buscaba la forma de hacer sufrir… y siempre ganaba.

-Hago esto porque no tengo opción. Lo hago porque, sino, eres capaz de destruírlo. Tu mente está nublada y tu corazón desesperado, te has vuelto tan estúpido que harías cualquier cosa- dijo el brujo con total tranquilidad, casi como fuera él, el que amenazaba al joven con una daga en el cuello.
-Así es, y por ella tú sabes bien de lo que soy capaz. Lo has visto en mi corazón con tus ojos de brujo ¡así que muéstramelo ahora!

¡Oh el amor de los jóvenes! uno podría llegar a hacer cosas impresionantemente valientes por amor. Aunque también podría llegar a hacer cosas muy estúpidas, y eso es exactamente lo que nuestro amigo está haciendo. Trata de cambiar un futuro que no puede ni controlar, ya que todo funciona según el orbe quiere, todo es controlado según sus caprichos. Pobre.

-Como quieras. Al final tú sufrirás mucho más que tu amor cuando todo termine- dijo el brujo al tiempo que posaba su mano sobre el orbe.

El mítico brillo escarlata comenzó a palpitar cada vez más intensamente. Era enceguecedor, y con cada oleada de luz, Logan sentía que su cabeza era penetrada por espadas invisibles, espadas que no solo nublaban su visión, sino también su pensamiento. Con lo que quedaba de su razón –no razón, más bien un reflejo involuntario- trataba de cerrar sus ojos, o apartar la vista de los destellos, pero no podía. Era como si una de esas luces se hubiera trabado en sus pestañas y lo estuviera obligando a observar. A observar el fuego del mismo infierno.
Y ya cuando el último de sus sentidos se hubiera desvanecido, una final y brillante luz escarlata opacó el escenario.
Y allí fue cuando todo volvió a la normalidad. Solo que ya no se encontraba en la oscura cueva con el brujo. Se encontraba en un hermoso e inmenso campo de flores de todos los colores, tal era su grandeza que a pesar de mirar a lo lejos solo se podía distinguir la línea que separaba el campo del cielo celestino.
De pronto pudo visualizar a una chica en un hermoso vestido blanco, una bella chica a la que él conocía muy bien.

-¡Gabrielle! –gritó Logan con fuerza, pero sus gritos parecían no llegarle a la mujer -¡Gabrielle, soy yo, Logan! ¡Puedes estar de pie, puedes caminar! ¡Que feliz estoy!

Sin embargo la mujer no volteaba para ver a su amante. Estaba de pie, sí. Al parecer curada de la terrible enfermedad que la acechaba, pero por alguna razón parecía más muerta que nunca.

El joven comenzó a correr rápidamente hacía su amor, apartando rápidamente cual flor rosada se encontraba en su camino. Las flores parecían correr a sus lados, pero su destino parecía alejársele cada vez más.

-¡Gabrielle! –gritó una vez más.

Esta vez, la mujer si volteó.
Su corazón se llenó de gozo, pero justo cuando estaba a punto de decir una palabra de alivio, algo horrible sucedió. Pequeñas partes del rostro de Gabrielle comenzaron a hundírsele, y de los agujeros formados comenzaron a emerger gusanos, que se movían intranquilamente en dirección hacia sus ojos, nariz y boca. Luego sus ojos, sus hermosos ojos celestes se hundieron el su cráneo dejando un grotesco y oscuro vacío al que solo daba color la sangre que emanaba de su interior. Acto seguido su cuerpo entero pareció romperse en pedazos y al caer al suelo, Logan ya no podía visualizar ni los gusanos, ni la sangre, solo huesos, huesos y su hermoso vestido blanco.

Luego actualizaré
PD: si encuentran este primer capítulo muy simple, pues disculpen, es que... como dije pensaba hacerlo corto, pero el próximo estará más detallado. Aunque para ser sincero dudo que alguien se lo lea y le guste, pero igual actualizaré por que se me apece :muajaja:

neit
17-12-2009, 16:39
muy interesante me gusto el relato,siempre me gusto este genero cuando lei el titulo y las primeras partes del texto pense que seria parecido a la saga "cronicas de la dragonlance" te la recomiendo muy buen libro asi que..sigue asi!!!

pacoski
18-12-2009, 22:52
Genial que te haya gustado, trataré de leer el libro que dices en cuanto haya terminado con la saga de la Torre Oscura =D
Bueno, pues... lo más seguro es que mañana acualize el post. Lo iba a hacer hoy, pero ya es tarde y me da flojera =/