PDA

Ver la versión completa : Desnudo en la Sombra



IRONMANIACO
21-01-2010, 16:43
DESNUDO EN LA SOMBRA
Estoy solo…Abandonado en medio de la oscuridad…
Sumido en la más profunda desesperación y miseria.
Rodeado de sombras lo único que distingo es mi silueta desnuda en medio de la soledad.
Humillado y asustado siento el duro y frío abrazo de mis compañeras…vergüenza, dolor, miedo, angustia y soledad.
No recuerdo cómo llegué aquí y no sé donde estoy
Lo único de lo que estoy seguro es…que me hallo completamente solo y asustado.
Quiero sentir algo, quiero sentir a alguien.
Me siento invadido por escalofriantes sensaciones de terror…Necesito un abrazo o alguna muestra de compañía en este páramo desolado.
No quiero…no puedo…no quiero estar así…
Siento lástima de mi mismo, cruzo mis brazos alrededor de mi frágil y delicado cuerpo entumecido esperando vanamente sentirme mejor…
Lágrimas empiezan a correr por mi cara, llorar es lo único que puedo hacer ahora…
En medio de esta sombra…comienzo a sentirme acosado, observado…humillado.
La oscuridad que me consume poco a poco se burla de mí…
Oigo su risa en mi cabeza….
Mi cuerpo desnudo y tembloroso es un deleite para esta negrura infinita que amenaza con profanarme.
Las sombras recorren cada centímetro de mí…surcando a través de mi avergonzado ser, tocando, rozando, manoseando, apretujando, penetrando.
Mi intimidad ya no es mía, ya no poseo privacidad. Me ha sido arrebatada por la penumbra.
Si sigo así me volveré loco…Tengo frío…tengo miedo…tengo mucha vergüenza, estoy angustiado…y solo…dejado a mi suerte en un lugar de horrible suplicio…
Ya no puedo más…la oscuridad comienza a consumirme y devorarme…cada fibra de mi cuerpo profanado se vuelve parte de la sombra.
Y cuando estoy a punto de ceder…al fin diviso otra figura…
Al fin mis esperanzas se renuevan al apreciar a otro ser…una persona en las mismas condiciones que yo…desnuda, humillada y aterrada…
Mis ojos rebosantes de lágrimas logran ver los suyos, hermosos zafiros que despiden cascadas de dolor.
Desesperados por hallar al otro, nos movemos a tientas con nuestra visión enceguecida por la oscura bestia que nos mantiene cautivos y separados.
Intento caminar…pero sin ver a dónde voy tropiezo y caigo…
La única manera de alcanzar a mi indefensa compañera es gateando…en cuatro patas como una inmunda bestia…
Vuelvo a oír carcajadas.
Después de vagar perdido por la extensa llanura negra, llorando a causa de mi soledad…finalmente la hallo…
Una mano se topa con la mía…rápidamente alzo la vista y la veo.
Sin pensarlo dos veces nos abrazamos…lloramos juntos…sufrimos juntos…
No la conozco ni ella a mí…pero nos mantenemos juntos…mi cuerpo desnudo y frágil apegado a su desnuda y delicada figura.
Ambos abandonados en la oscuridad somos presa de la cólera de un océano de sombras.
Sentimos un gran y helado viento acompañado de lluvia que nos azota sin piedad, las risas que sólo oía en mi cabeza ahora se alzan como rugidos aterradores.
Nos abrazamos con más fuerza, más asustados, seguimos sufriendo, seguimos llorando…pero estamos juntos.
El frío que asediaba mi corazón se desvanece poco a poco…
Observo el cuerpo maltrecho y profanado de mi compañera como ella lo hace con el mío.
La vergüenza desaparece.
Y lentamente la angustia, el dolor, el sufrimiento, las burlas, el acoso y la tortura dejan de existir…
Los huracanes se convierten en brisas y luego en nada.
Las burlas se acallan hasta convertirse en silencio.
Seguimos acurrucados y abrazados…al vernos vemos como una sonrisa se esboza en nuestros rostros…
Sentimos alegría. Somos capaces de ponernos de pie, tomados de la mano…Juntos…
Y puedo ver mejor a mi compañera…es de mi altura. Probablemente de mi edad… su procedencia tal como la mía es un misterio…
Intento dar un paso…pero vuelvo a caer…sintiéndome miserable y humillado…
Pero mi compañera me ayuda a levantarme…descubro entonces que la oscuridad aún estaba allí…acechando…
Pero ahora…no estoy solo…
Juntos y apegados podemos por fin avanzar…
Continuamos enceguecidos por el oscuro panorama, avanzamos…sin rumbo…pero avanzamos…
Nuestras lágrimas finalmente se secan y al poco tiempo de caminata divisamos con alegría una luz…
Una luz en medio de la oscuridad…
Intentamos acercarnos pero una tormenta nos vuelve a asolar y nublar nuestra visión…
El frío nos vuelve a invadir…
Pero continuamos avanzando…juntos, abrazados con nuestros ojos cerrados.
Para cuando nos damos cuenta estamos en un salón iluminado… con varias personas vestidas con prendas blancas…
Nos observan cruel y fríamente…cuan carceleros nos asaltan con sus miradas de desprecio y burla…
Yo y mi compañera seguimos juntos…mojados y desnudos frente a una multitud de extraños…
Cuando ella los ve a ellos busca mi protección asustada y desesperada.
No lo entiendo…
Algunos se acercan y no puedo evitar asustarme…
Veo a mi espalda y descubro la entrada de vuelta a la sombra…
Veo a algunos de ellos con extraños objetos en sus manos y a lo lejos percibo gritos de terror y dolor…
No sé donde estaba, no sé donde estoy, no sé quiénes son ellos…
Cierro mis ojos con fuerza y me aferro a mi compañera, presa del terror…
¿De qué lado estarán? ¿Serán compasivos o malvados? ¿Qué será este lugar lleno de lamentos y dolor?
Supongo que pronto lo descubriré…