PDA

Ver la versión completa : Caperucita Roja y el Lobo



sethox
27-01-2010, 12:44
ahora que he estado traduciendo los Grimm Fairy, recorde que hace unos años, robe las historias de unos cuentos, para hacerlos a mi manera, este es el primero, si les gusta posteo los demas, salu2!


CAPERUCITA ROJA Y EL LOBO

LA CAPERUCITA ROJA

Un lindo día de verano, Adelaine, una linda niña de cabello castaño, rizado y penetrantes ojos verdes, cumplía por fin doce años…la madre y la abuela se desvivieron en atenciones… entonces cuando la abuela quedo enferma en su casa al otro lado del pueblo, no titubeo en decir que esta dispuesta a ir al otro lado del bosque sola… cada vez la acompañaba el joven con el que ella solaba casarse Zahir, un joven quinceañero, que se fue a la ciudad unos días, porque su padre recién había muerto y necesita tramitar todo…
La madre de Adelaine, estaba semiparalizada de sus piernas por un golpe que se dio en la columna, se atrevía a caminar pero en los quehaceres que la malcriada de Adelaine, no quería hacer a veces.
La abuela necesita el medicamento para vivir, mientras la trasladaban a la casa de Adelaine, y su clásica tarta de frambuesas era de obligación llevarla…
La madre le decía a Adelaine, caperucita, como diminutivo en referencia a lo bonita que la niña se veía con una caperuza que la abuela le heredo.
-niña- no puedes ir sola…
-pero mama…
-no nena, que allí andan lobos y otros animales malos… ve mejor a coger los champiñones para la comida de hoy…
La disgustada niña salio con su canasto a buscar champiñones, luego de mucho tiempo sin hallar ninguno, se sintió atraída por un hongo rojo con puntos amarillos, que se miraba sabroso, así que decidió que esos seria “buenos champiñones”…
Tras la comida, la madre cayó casi automáticamente dormida…
Caperucita, se empezó a sentir rara, como si el tiempo pasara muy lento a su alrededor, y miraba los colores mas brillantes de lo normal, busco el medicamento de la abuela, la tarta y algo de sobra del almuerzo con hongo para el camino…
Se puso su roja caperuza, lo metió todo al canastro y salio decidida a cruzar sola el bosque…
Tras cuatro intentos logro abrir la puerta y tomo línea recta a través del bosque, entre mas se fundían los colores mas empezaba ella a percibir sombras o voces y se empezaba a reír de nervios, aunque de vez en vez soltaba carcajadas.
Tendría veinte minutos de exploración cuando se dio cuenta que estaba perdida, y el empezó a sentirse mejor… se sentó a comer algo…
Cuando de pronto un lobo se acerco, cuando ella masticaba justo la segunda vez, le pareció ver que el lobo se levantaba y se dirigía más bien a ella:
-dame la tarta, te dejo llevarte las medicinas. Cuando el lobo saboreaba ya en realidad las piernas de la niña…
-no, que son para mi abuelita, lo delicioso es la tarta, no…caperucita empezó a correr muy veloz, mas que el lobo, y este al ver que no la alcanzaría, y estando en su territorio decidió tomar un atajo, una fuerte lluvia comenzó mientras daban las 4:00 pm.
El lobo recordó para donde se dirigía la niña, donde la anciana del bosque. Entonces se le adelanto…
Al llegar a la casa de la anciana que dormía el lobo, que tenia mucha hambre, pero se quería reservar para carne fresca, entro a la casa…y al no ver otro remedio decidió despedazar a la abuela…la comió rápidamente y se recostó sobre la cama.
La anciana ya había encendido velas antes de morir, en aquella vieja casa, que quedo llena de sangre…
Caperucita llego muriendo de frió pasada la media noche, la vela muy gastada estaba cuando caperuza entro a la casa de la abuelita…
Sintió muchísima hambre y a pesar de comenzar a entender que el resto de la comida la ponía mal, el hambre gano…
Después de digerir lo ultimo de los hongos, entro al cuarto de la abuelita, cuando la vea se apago justamente… solo la luz de la luna las iluminaba.
La niña agarro la mano, que mas bien sintió como pata… abuelita… ¿Qué te ha pasado en las manos?- he cocinado hija- respondió el lobo…
- vamos, abue. Sabes que no puedes hacer eso…
- no te preocupes que así te abrazo mejor dijo el lobo mientras tanteaba la jugosa pierna de la niña, que pronto seria su cena.
- La niña, pregunto a los reflejos de los ojos de la abuela… ¿te veo los ojos mas grandes?- es que he leído…
- ¡abuela!- mas vale que ya te mudaras con nosotros.
- pero así entreno para verte mejor, deja a tu abuela besarte
La niña puso el pómulo para sentir, el frío hocico del lobo… y los dientes le rasgaron el cachete…
Con dolor la niña pregunto…
-vamos abuela ¿y esa boca la entrenaste para besarme mejor?
-no- respondió el lobo…
Una luz cegadora irrumpió en el cuarto parte de una linterna que una gran figura masculina llevaba…
¡Es para comerte mejor! Grito el lobo atacando a caperuza…
Caperuza vio a su abuela levantarse en dos pies, como nunca y lanzarse sobre ella.
El hombre, era el alcalde leñador del pueblo Catirrino…un hombre de dos metros de altura, barbudo y de 150 kilogramos de peso, vio como un cuadrúpedo atacaba a la niña que buscaba…
Entro y con un fuerte hachazo partió en dos la cabeza del lobo… combinándose la sangre de este, con la de la abuelita…
Puso la linterna en el suelo y Adelaine, pudo al fin, horrorizada ver, como el cuarto estaba lleno de sangre y comenzó a llorar…
Niña… ¿eres Adelaine?
-si – respondió ella, quiero a mi mama…
-lo siento pequeña. Te buscaba por que justamente tu madre a muerto de depresión por dos razones, la primera es tu perdida, y la otra la muerte de un tal Zahir, arrollado por un tren un la ciudad. ¿Con quien vas a vivir?
-¡¡¡no tengo nadie en este mundo!!!
El alcalde se conmovió tanto que hizo lo más sensato que se le ocurrió; la decapito,
- es el mejor regalo que te pude dar niña… ve con tus seres queridos…
SETHO
:silbargp5:

Moskito
27-01-2010, 15:44
:omfg: esta.....:mnm:..... diferente, buen aporte Setho :thumbsup:

ldceugd
27-01-2010, 22:43
que final!!!!
:nolocreo: :guillotina:

sethox
28-01-2010, 21:12
Gracias por tomarse el costo de leerme, y aun mas de comentar a todos los que lo hicieron, eso si por favor siéntanse libres de criticar, mediante cualquier duda, queja, comentario, sugerencia, etc. nos vemos en otro relato...