PDA

Ver la versión completa : YANDERE'd (contenido no apto para menores)



Moneyspider_Todd
11-10-2010, 19:03
Despues de mucho tiempo sin aportar nada, aquí traigo mi más nueva...¿creación?

Si desean leer otros escritos mios, pueden revisar mis anteriores post o visitar mi blog (sin miedo).

A continuación, una historia no muy facil de digerir, y no apta para corazones debiles o inestables; Sin más que decir...

Moneyspider_Todd
11-10-2010, 19:19
YANDERE'D

-UNA SICÓTICA TRAGEDIA ROMANTICA EN 4 PARTES-
(versión editada)

Capitulo 1: Ana

25 de Abril
Estoy enamorada. Ya no puedo ocultarlo, y él tampoco. Hoy lo hicimos de nuevo, en el baño del liceo. Luego lo hicimos en su cama.

Sus labios tocaron todo mi ser, logrando penetrar mi alma y mostrarle mi verdadero yo; no el de la amiga pesada que siempre lo reta, que lo despierta y que lo obliga a estudiar, si no que el de la amiga enamorada desde hace años, pero que tenia demasiado miedo como para decirselo. Ahora el lo sabe, y lo ha aceptado.

12 de Mayo
Tengo un poco de miedo. Me he sentido extraña desde hace un par de dias, vomitos y mareos. Ayer me llevaron a enfermeria, pero fingí sentirme mejor antes de que la enfermera me examinara. Una amiga me regaló uno de esos test de...bueno...de eso. No lo quise usar. Miguel no se ha enterado, porque la Estefania se lo llevó durante el fin de semana a la casa del su tia, en el campo. El me dijo que terminaria con ella, pero no creo que lo haga, por lo menos no ahora. Siento algo en mi vientre. Tengo miedo.

15 de Mayo
Salí con Estefania. Me pidió que la acompañara, que se sentia un poco mal y necesitaba hablar con alguien. Ella me asusta; es tan linda, tan callada, tan tranquila...me enferma. La acompañé a una tienda y allí se compró ropa. Ella es hija de un importante empresario de acá, y este le da todo lo que ella quiera. Maldita niña mimada. Nunca debí dejar que se acercara al Miguel.

Ella me contaba que con el Miguel las cosas no iban bien. Cada dia él se mostraba distante, esquivo y brusco, y que incluso le dejó moretones en los brazos, los que me me mostró descubriendo antebrazo. No supe que decir. Despues me dijo que las cosas habian cambiado desde que tuvieron sexo, en la casa de su tia. Puta.
Quise dejarla sola, y volver a mi casa. Estaba destrozada. El me dijo que no queria nada con ella, pero va y se acuesta con esa...

30 de Junio
No quiero verlo. Lo he estado esquivando en el liceo, en el chat, por telefono. Si tanto la quiere, que se quede con ella. A mi me da lo mismo.

1 de Julio
No lo soporto más; si me importa, si me importa y quiero estar con él. Cada dia, cada segundo pienso en como debe estar revolcandose con esa tipa. Quiero verlo, quiero que deje a esa tipa y que se quede conmigo, con su chica, con la madre…

5 de Julio.
No estoy embrazada. Eso me dijo el doctor en el hospital. “Solo es estress”, me explicaba. Me preguntó si he pasado por muchos problemas ultimamente. Le dije que no. Mentira.

Cuando llegué a la casa, Miguel me llamó varias veces. No conteste ninguna, asi que vino para acá. Esperé a que se fuera mi mamá para hacerlo pasar. Lo hicimos en el sillón de la casa, y después en mi cama. Me dijo que mañana mismo la iba a dejar, y se fue de casa. Me quedé un rato atrás de la puerta para escucharlo contestar el celular. Era ella.

Cuando me conecté, ella me habló. Parecia algo urgida. Después de convercerla para que me contara que le pasaba, Me dejó caer la noticia; estaba embrazada.
Estaba nerviosa. No queria contarle a nadie, menos a su papá. Me dijo que yo era su unica persona de confianza. Al rato después se emocionó, y me dijo que ahora si podria ser la mujer del Miguel.

Desearia haber quedado embrazada.

7 de Julio.
He estado intentando convercerla para que aborte. He ido de lo sutil a lo brusco, pero no me ha hecho caso. Lo peor es que cada dia que pasa, Miguel y ella parecen mejorar su relación. Él aún no lo sabe, pero basta con verle la cara para cachar que está re enganchado. Yo solo puedo falsear una sonrisa y verlos besarse, en frente mio y de todo el curso. La Sofi me dice que si me siento bien, que me veo algo palida. Desearia morir…

12 de Julio
¡Fue hermoso!

Recien habia llegado del liceo cuando lo vi. Estaba allí, de espaldas, arreglando mi pieza con cosas de cumpleaños. Me cantó el “cumpleaños feliz” suavemente al oido, y me dejó elegir mi regalo. Yo lo queria a él. Sus manos se sentian tan bien…

No quise que se pusiera condón. El quedó un poco confundido, pero basto que abriera las piernas para que aceptara. Lo hicimos hasta que acabó dentro de mi; ahora tendria algo para él, algo que lo matendria conmigo. Ya me ocuparé de lo de Estefania.

15 de Julio
Mañana es el gran dia. Miguel y yo le vamos a decir todo. Después de que salga de la academia de tennis, vamos a sacarla de nuestras vidas. Estoy emocionada, contenta, feliz. Nada puede salir mal.

-----------------------------------------------------

Capitulo 2: Estefania

“Te amo, Miguel”. Se lo digo siempre que puedo, siempre que lo veo, siempre que lo siento. Lo amo. Aún cuando no este aquí, conmigo, en mi cama, puedo sentir su aroma en mis sabanas. Yo soy suya porque lo amo, y él me ama, porque es MIO.
Hace unos dias, Lucy y yo platicamos harto sobre él, y ella me dijo cosas que me dejaron un poco preocupada.

“Ana; tu amiga y amiga de él. ¿No crees que pasan mucho tiempo juntos?”
“¿A que te refieres? Son como hermanos, se conocen desde hace años. Es normal que pasen harto tiempo juntos. A parte son vecinos.”
“O sea que aparte de lenta y timida eres estupida. ¿Acaso no has notado algo en sus rostros, en sus ojos, en sus miradas? ¿Nunca la has visto en una actitud extraña?”
“Bue-bueno, si. Hace unos dias ella le pasó un papel al Miguel y le dijo algo al oido, pero…”
“Pero eso no tiene nada de malo, ¿no? Quizas solo era un “secreto de amigos”; un lugar de reunión para acostarse, sin duda. Cosas de amigos, muy normal.”

Odio cuando Lucy me habla de ese modo, pero no voy a negar que sus palabras podrian tener algo de sentido, asi que salí para verla y preguntarle directamente. Pense que seria mejor aparecerme por la puerta trasera.

Ahí los vi; estaban besandose, tocandose, hablando de mi mientras se despedian. Senti tantas cosas, tanta rabia, tanto dolor que queria morirme, pero preferí calmarme. Me escondí cerca de allí y lo llamé supuestamente desde el centro, y le pregunté donde estaba. “Fui donde la Ana. Estaba enferma y queria saber que lo pasaba”, me dijo. Yo simulé seguirle la corriente.

¿Por qué no te preocupas por mi, siendo que TÚ me tienes enferma?

Papá llegó borracho otra vez, en la madrugada. Lo hace desde que mamá murió. Lo ayudé a entrar, pero él no queria eso. Me agarró fuerte de los brazos y me tiró contra el sillón, y después me rompío la polera con sus manos. Pasó su lengua por mi cuello, y me maldijo por haberle quitado a mamá. Lucy estaba escondida atrás del sillón, hasta que salió a defenderme. El la miró espantado, pero ya era demasiado tarde.

Papi ya no puede herirme.

Pasé varios dias sin ir a clases. Lloré, lloré como nunca antes lo habia hecho. Miguel no ha llamado, y pasado mañana es mi cumpleaños. Armando es el único que intentó comunicarse conmigo, pero no se lo he permitido. Lucy me miraba desde la mesa, acompañandome silenciosamente en mi pesar. Fui al baño, e intenté quitarme este dolor de encima, pero justo antes de que el filo de la navaja tocase las venas de mi mano derecha, comprendí todo.

Volví a ir a clases. Los mareos y los otros sintomas seguian dandose, pero he sido disimulada, paciente, astuta. Armando me puso al tanto de todo lo que pasó mientra estuve fuera. Es un buen chico; atento, guapo y de buena situación económica. Será muy afortunada la que logre conquistar su corazón, tal y como yo lo hice con Miguel. Ahora él me trata como antes, como cuando le dije que me gustaba , como cuando él me besó por primera vez. Ana nos vé junto al resto del curso, con la cara llena de envidia. Él me ama. Él es mio.

Anoche me llamó algo agitado; dijo que nos encontraramos después de mis clases de tennis. Dijo que iba a entregarme mi regalo de cumpleaños. Ahora estoy apunto de irme al colegio. Hoy Lucy me va a acompañar. Lleva el uniforme para jugar tennis que le hice en estos dias, y de verdad creo que le quedó hermoso. Me despido de papá, pero el no me responde. Esta sentado, callado, con la bufanda roja que Lucy y yo le hicimos alrededor del cuello. Parece que no quiere hablarme. No me importa. Salgo, y me saluda el sol con una hermosa mañana. Armando me saluda, y me pregunta si nos vamos juntos. Yo le digo que si.

Hoy va a ser un gran dia. El mejor dia de mi vida.

------------------------------------------------------------

Capitulo 3: Miguel
Y llegó el 16 de Julio. Ana y yo quedamos en juntarnos antes de entrar clases para tener todo listo para la tarde. Nos juntamos media hora antes, a la vuelta del liceo. Ambos estamos ansiosos, asi que aprovechamos el rato para hacerlo una vez más. Me vuelve loco el olor de su perfume, su pelo, su cuerpo…

Entramos justo. Alcanzamos apenas a arreglarnos, pero aún así nadie se dio cuenta, antes de entrar a clase, escucho la irritante voz de Estefania. Ya no lo aguanto; que un dia si, otro dia no, que le duele la cabeza, que no contesta el teléfono… ¡Como cresta quiere que sigamos si me tiene asi!

Al menos Ana me dice si algo no le gusta. Además sabe como darme en el gusto. Si, mejor me quedo con Ana. Aunque las tiene más chicas, sabe usarlas mejor.

Al almuerzo, invento una escusa para no almorzar con ella. Vivo cerca del liceo, por lo que me es facil ir y volver. Nos vamos a mi casa con la Ana y almorzamos allá, lejos de la otra. Ana se ve un poco rara, como nerviosa, asi que trato de calmarla. Ahora ella espera un niño mio, asi que ya no hay vuelta atrás.

A la tarde, veo a la Estefania desde el pasillo entrar a la cancha de tennis junto a las otras chicas del club. Lleva el traje puesto, pero parece que no va a jugar. Verla desde lejos me hace recordarla cuando me dijo que le gustaba. Ana me dijo que aprovechara, que igual podria pasarla bien; de todas formas tiene un cuerpo espectacular, asi que lo hice. una hora y media después, sale de la cancha.

La esperamos debajo de la escalera, en el subterráneo. Elegí este lado porque a esta hora siempre está vacio, asi nos evitamos problemas. La Ana se oculta atrás de mi tirita, mientras que a la vuelta Estefania baja cantando la escalera, sonriente. Siento un viento frio en mi espalda.
-¡Hola, amor! ¿Qué pasa? –Dice Estefania, sin mirar a la Ana, que está escondida atrás mio. Aprieta con fuerza la raqueta, dentro de su bolso.
-Hola… Estefania. Mira; yo…te cité acá para… -Dije con un nudo en la garganta. Ana me jala de la camisa, apurandome. Estefania me sonrie juguetona, aunque en sus ojos parecia ver algo que me asustaba.
-¿Para? Anoche me dijiste que me ibas a dar tu regalo. ¿Que és? –Me dice sin dejar de sonreir, pero a medida que pasaban los segundos la expresión de su rostro cambió en una rara mezcla de alegria, dolor y rabia. Yo no paraba de sudar por los nervios, y entonces Ana salió detrás mio y se puso frente a Estefania, quien la miró confundida.
-Yo y Miguel queremos decirte que nos dejes en paz. Ambos estamos juntos, nos amamos, y vamos a tener un hijo. Asi que puedes ir y buscar otro chico, porque aquí ya no tienes nada que hacer. ¿Cierto, Miguel? –Dijo Ana, como desquitandose. Luego me miró buscando mi aprobación, pero solo encontró mi cara de sorpresa. Estefania se tapó los ojos con mano izquierda , y luego empezó a llorar.
-Pero tú…dijiste que me amabas… –Respondió Estefania, sin sacar la mano de la cara. Ana la agarró fuerte de los hombros, y le gritó:
-¡¡ENTIENDE ESTO; EL MIGUEL AHORA ESTÁ CONMIGO; EL ME PREFIRIÓ A MI PORQUE TÚ YA NO LE SATISFACES, NUNCAS LO HICISTE Y NUNCA LO HARÁS!!

Pero entonces dejó de gritar. Ana retrocedió unos pasos y se tapó el cuello con las manos, antes de que las primeras gotas de sangre empezaran a tocar el piso. Cuando me di cuenta, Ella calló de rodillas al suelo.

Traté atraparla, pero ya era demasiado tarde. La sangre salia descontroladamente, mientras en un ultimo esfuerzo trataba de decir mi nombre antes de cerrar sus ojos.
-T-tú…la mataste… –Dije sin despegar los ojos del rostro cada vez más muerto de Ana. Estefania se mantuvo en silencio, mirandonos mientras sujetaba con firmesa su enorme cuchilla carnicera, con el mango de una raqueta de tennis, ahora salpicado con la sangre de mi Ana. Los ojos se me llenaron de lagrimas, mientras frente a mi aparecian todos los momentos que vivímos juntos. –Ella…¡ELLA ESTABA EMBRAZADA, MALDICIÓN! ¡¡¡ELLA IBA A TENER UN HIJO MIO!!!
- ¡Y YO TAMBIEN! –Gritó Estefania. Dejandome en silencio. No solo era la primera vez que la oia alzar la voz; tambien ella iba a tener un hijo mio. Sus ojos aún dejaban salir lagrimas, pero su cara tenia una expresión de odio. –¡¡Pero nunca te preocupaste de mi; siempre fuiste más atento, más preocupado, siempre fuiste mejor pareja con ella que CONMIGO!!

En ese momento levantó su cuchila y me apuntó con su filo. Yo estaba paralizado, muerto del miedo. Me pareció ver una sonrisa en su rostro.
- Tenias razón Lucy…–Dijo acercando la cuchilla a su rostro. Era una de esos serruchos que usan en las carnicerias, con una inscripcion en la parte baja que decia “Lucy”. Pense en correr, pero estaba demasiado asustado para siquiera moverme. En eso, me parece ver una persona asomandose tras la pared. Logré reconocerlo y traté de pedirle ayuda, pero cuando vi a Estefania elevando la cuchilla, ya era demasiado tarde.
- Si no eres mio…¡¡¡NO SERÁS DE NADIE!!!

La cuchilla se dirigia a mi rostro, y entonces cerré los ojos.

-------------------------------------------------------------------------

Capitulo 4: Armando

No podia dejar de mirarla. Estefania gritaba y golpeaba una y otra vez el cuerpo de Miguel y de su amiga con su serrucho, mientras la sangre salpicaba todo el lugar. Me acercaba lentamente por detrás, sin interrumpirla, admirando su violenta belleza. Se veia hermosa.

“Estefania”, le djie, y ella se dio vuelta bruscamente a mirarme. Su rostro cambió en cuestión de segundos de rabia a susto. Apegó la gran cuchilla entre sus brazos y retrocedio unos pasos. Yo seguia avanzando hacia ella, extendiendo mi brazo derecho hacia ella. Su rostro estaba cubierto de sangre. “A-alejate, Armando; ¡no- no quiero hacerte daño!” dijo, hasta que llegó de espaldas a la columna por la cual giraba la escalera. Extendió el brazo drecho y levantó su cuchilla, apuntandome con ella al rostro, pero no se resistió cuando moví suavemente la hoja de la cuchilla y acaricié su enrojecida mejilla. No pude evitar besarla.

Nuestros labios se juntaron con el sabor de la sangre entre medio, para luego ella ocultar su rostro en mi pecho y llorar desconsoladamente. Yo me sentia en el cielo. Nos movimos rapidamente y ocultamos en un pequeño contenedor ambos cuerpos, para luego aprovechar un descuido del guardia para pasarlo por el estacionamieto y sacar los cuerpo en una bolsa negra. Hoy por la noche pasan los recogedores de basura, asi que a nadie le pareció extraño ver a dos chicos moviendo una saco. Ella se puso su ropa deportiva antes de salir del liceo mientras que yo tapé las manchas de sangre en mi camisa con la chaqueta del liceo. Ya habia caido la noche.

Llegamos a su casa y recogimos el cuerpo de su papá, cuya cabeza ya se habia separado del cuerpo. Estefania parecia no prestar atención a ello, y metimos los tres cuerpos en una de sus furgonetas. Por primera vez, la veia completamente feliz, liberada, con una sonrisa honesta en su rostro. Verla asi hacia que todo esto valiera la pena.

Mientras moviamos los cuerpos la mirada aterradora de Miguel aparecia una y otra vez frente a mi. No alcancé a llegar a tempo, pero de haberlo hecho, ¿hubiera intervenido? Digo; es una asesinato y todo eso, pero yo vi como este tipo se acostó con varias chicas durante su relación con la Estefania, y luego se sentaba al lado de ella y le recriminaba por cualquier cosa. Yo vi como esa tipa Ana y Miguel se revolcaban atrás del colegio hoy, antes de entrar a clases. Ellos no tenian derecho a jugar con los sentimentos de Estefania, pero pagaron el precio. Los huesos y la carne crujian en la parte de atrás, mientras conducia rapido por la carretera de la costa. Allí llegamos a un tierral , un poco antes de salir de la ciudad, lo suficientemente vacio como para que nadie nos molestara.

Nos ocultamos bajo una enorme piedra que tapaba la visión, impidiendo que pudieran ver los que estaba del lado de la ciudad. Rapidamente comenzamos a cavar con nuestras palas, cada cual más enérgico. Cuando tuvimos un hoyo lo suficientmente profundo, ella preparó la gasolina mientras yo fui a buscar los cuerpos al furgón, y los dejé caer sobre el hoyo que habiamos hecho. Finalmente, Estefania echó gasolina sobre los cadaveres, y yo encendi la llama que comenzó a quemarlos.
Ambos nos quedamos mirando el fuego, perdidos en nuestros pensamientos. Su rostro se veia hermoso, iluminado por las llamas, y por su cansada sonrisa. Yo pase mi brazo derecho sobre sus hombros y ella apoyó su cabeza sobre mi hombro. Le dije que la amaba, que ya no podia callarlo; que estaba enamorado de ella desde la primera vez que la vi, pero que cuando la vi con Miguel tuve que guardarme mis sentimientos. Ella se mantuvo por un largo rato en silencio, y luego me dijo con una voz dulce, pero notoriamente agotada;

“Seria bueno que nos diesemos una oportunidad, ¿tu crees?”

“Si”, le respondí algo aliviado. Los cuerpos comenzaron a emitir un fuerte olor, asi que preferimos tapar la fosa que hicimos y regresar rapido a la ciudad, antes de levantar sospechas. “Tuvimos suerte” le dije, mientras se ponia el cinturón de seguridad en el asiento del co-piloto. Ella respondió; “yo creo que nuestra buena racha recien comienza”, y me sonrió con una mirada complice.

Han pasado seis meses desde aquel dia. No se si existen los milagros, pero nuestro caso bien podria ser uno; la investigación se cerró por falta de pruebas, pues no aparecieron los cuerpos ni el arma. Tuvimos tiempo para limpiar el lugar donde Miguel y la otra chica murieron, y lo mejor es que más tarde los aseadores del liceo terminaron de limpiar. Estefania camina hacia el balcón de mi casa, donde yo la espero. Miro al horizonte, con una vista perfecta de la costa de la región. Con el tiempo logré sacar de mi cabeza la aterradora mirada de Miguel, y me di cuenta de que si pude haberlo salvado, a ambos incluso. Los estaba siguiendo desde que los vi en el pasillo mirando a la Estefania, pero no esperaba que las cosas terminaran asi de bien. Ella camina descalza hacia mi, y siento su mano derecha recorrer mi torso.

- ¿Mañana me acompañaras a hacerme la ecotomografia? –Me pregunta ella, con su rostro oculto en mi camisa.
- ¡Por supuesto! –Le digo. Estefania se queda en silencio unos segundos, mientras pasa la mejilla izquierda por mi espalda.
- Después de que nazca la Libertad ¿me vas a dejar, o te quedarás conmigo? –Dijo, mientras su mano en mi torso se formó un puño. Yo tome su delicada mano y la apreté suavemente contra mi pecho.
- Despues de que nazca la Libertad, vamos a ser una familia, Estefania. –Le respondí, y entonces dejó caer su enorme cuchilla carnicera al piso. Yo me di la vuelta y la besé, mientras las cortinas blancas ondeaban a los lados. Ella me dedica una sonrisa y regresa a la cama. Me quedo mirando a Lucy; tendré que aprender a convivir con ella.

Estoy TERRIBLEMENTE enamorado.


FIN.

http://www.youtube.com/watch?v=PECk9A-07Pw

BastianGrant
11-10-2010, 19:59
Oh se llama Miguel................ como yo.... me gusta me gusta. Esperando mas

Moneyspider_Todd
15-01-2011, 12:56
Paso a decir que si quieren leerla completa pasen a mi blog www.barbwireproductions.wordpress.com

Visiten lean y comenten!

Saludos!

aragond
16-01-2011, 20:16
O.O !!!!
me gustó... (me reí un poco... eso es bueno)
muy buen trabajo

Moneyspider_Todd
20-01-2011, 00:02
Gracias por entrar al blog! Y eres bienvenido para comentar, tambien!

Saludos!