PDA

Ver la versión completa : (Torneo de Cuentos) El Cazador



Doctor Doom
09-11-2012, 20:17
Me levanto resacoso, con la cabeza inmersa en una densa niebla que oculta la realidad, un malestar común en mis mañanas que me hace desear fundirme con la cama. pero los deberes de mi vida obligaron a mi cuerpo a salir de la cama y dirigirme con paso torpe hasta el baño, llevado más por instinto que por puro pensamiento. Una vez allí una ducha empieza a despertarme rematando luego la tarea con un rápido y asqueroso café en la cocina, despejando por fin mi cabeza. Pero cuando por pura casualidad giro mi vista hacia mi habitación, me cuestiono que eso sea en realidad cierto, pues estoy perplejo cuando veo una figura tumbada en mi cama, no cualquier figura por desgracia, sino mi figura. Era imposible, lo sabía, pero ahí estaba, con todo detalle, mi cuerpo dormido, agarrado a la almohada como un bebe. Buscando una respuesta y con la pequeña esperanza de que sea una falacia, me voy acercando con cautela sin apartar la vista de la cama y entonces entro en la habitación.

Me levanto sobresaltado, con la cabeza inmersa en un mar de dudas y confusión que empaña la realidad, pero la lógica se abre paso y se instala en mi mente la sencilla idea de que todo era parte de algún extraño sueño, por lo que más tranquilo salgo de la habitación para empezar mis tareas matutinas. No obstante, mi mente nerviosa me obliga a girar mi cabeza y mirar hacia atrás, confirmar que todo ha pasado, más descubro ahora aterrado que no lo ha hecho. Mi silueta sigue allí tan plácidamente dormido en contraposición al manojo de nervios en que me estoy convirtiendo, unos nervios que entonces me hacen dar cuenta de algo que había pasado por alto: El silencio, esta demasiado silencioso para un piso en medio de la ciudad, no vecinos molestos, coches pitando y la muchedumbre caminando .Solo silencio.

Pero entonces lo oigo, los tres golpes en la puerta, fuertes y secos, con cada sonido quedando grabados en lo profundo en mi mente: Pam...Pam...Pam. Un acto natural que en estas circunstancias cambia por completo, funesto y terrible pero por algún motivo, me mantiene absorto, un acto que luego de 10 segundos de silencio, se repite de nuevo: Pam...Pam...Pam, sin diferencia alguna a la anterior sucesión. No puedo evitarlo, camino hacia la puerta, hechizado por esos golpes, Pam...Pam...Pam, tengo que responder a este llamado, lo que sea que haya al otro lado de la puerta siento que puede terminar todo esto, esta pesadilla sin fin, esta locura. Y agarro el picaporte y lo giro, abriendo lentamente la puerta, viendo poco a poco lo que hay detrás de ella: Un ser envuelto en una enorme túnica negra, que no deja ver ninguna parte de su cuerpo, excepto el rostro ¡Dios mio su rostro!¡ Su cara, su rostro es...

De improvisto la puerta se cierra y el rostro desaparece, siendo sustituido por uno más ordinario, por el de un hombre de mediana edad, calvo y con perilla, que me mira con decepción:

-Eso ha sido bastante estúpido ¿ sabes?

-¿Quien... Quien diablos eres tu?- pregunto entre extrañado y un poco irritado.

-Preguntate a ti mismo, tu eres el que me mando aquí.

-¿Que?

-Soy tu subconsciente, o mejor dicho, un avatar de tu subconsciente, ya sabes tu yo interior y todo eso.

-Pero, yo a ti no te conozco.

-Eso dice mucho de ti ¿Eh?

-¿¡Que!?No importa, esto debe ser alguna clase de sueño, pesadilla rara...¿Verdad?

-Eh, bueno, tienes parte de razón, esto no es real, pero tampoco es un sueño- La terrible, sin embargo de algún modo reconfortante idea de que esto no sean más que visiones de mi perdida mente cruza mi cabeza- Veras, este pequeño piso barato y maloliente, es la fortaleza donde guardas tu mente, tus recuerdos, tus acciones, todo lo que te hace ser como eres. Es todo una representación en realidad, tu, inconscientemente, has construido en base a tus recuerdos este lugar, para defenderte.

-¿De quién?

-¿De quien va ser? -el hombre mira hacia la puerta.

-¿Que es?

-Un monstruo mental, una criatura sin cuerpo físico, sinaptica, procedente de los rincones más extraños y recónditos de este universo. Sin nombre, es una bestia que puede introducirse en las mentes de otros para alimentarse de su estructura, de su energía y de todo lo que le compone.

-¿Como un parásito?

-No, como un cazador. Pero tu reaccionaste rápido y creaste este lugar, el cual le impide entrar por el momento, pero no por mucho tiempo. Je, si no hubieras precedido el peligro inconscientemente y me hubieras convocado, ya estarías muerto.


-Dios mio...un momento y ¿ porque estoy allí en la cama?¿Que cojones significa eso?

-Significa que eres un perdedor.

-¿!Que¡?

-Esto no es más que una simulación de tu mente, chaval y tu eres la representación de tu mente, pero por desgracia, no tienes suficiente fuerza de voluntad como para cargar con toda en una sola forma, así que en cuanto es demasiado pesado para ti, la dejas casi toda ella en la cama: Ahí están todos los comandos del cerebro para comer, dormir, respirar ¿ Te has enterado ya que no estas respirando? De momento, solo eres tus recuerdos y tu personalidad, lo más fácil de llevar.

Era completamente cierto, un factor que la rutina me había cegado por completo.

- Ok, no me importa una mierda, solo quiero terminar con todo esto, por favor – rogué, aún sin entender nada.

-Oh, fácil, solo tienes que salir por la puerta.

-¿Salir?¡Pero ahí esta ese monstruo!

-Este lugar es una hoja de doble filo, chaval, si, impide que esta cosa te mate, pero a la vez le permite estacionarse y acechar por más tiempo. Y no necesitara mucho para entrar, pues para él esto es un juego de niños. Pero ahora mismo esta hambriento y débil y no podrá resistir el shock de la desactivación repentina de este lugar, perderá un soporte en tu mente y sera expulsado, fin de la historia... Eso si lo consigues, chaval, si puedes salir fácilmente pero si lo haces en tu estado, morirás nada más recuperar tu conciencia. Con casi toda tu mente aquí, tu cuerpo no sabrá como reaccionar,sufrirás una hemorragia cerebral y te convertirás en una simple nota a pie de pagina del periódico de mañana.


-Pero... ahora que lo se puedo llevar todo mi cuerpo ¿ no? Salir de aquí completo.

-¡Ja!- se burlo entonces el hombre- Más quisieras tu, no tienes la fuerza suficiente como para hacer algo así, chaval, toda tu vida es una prueba de ello: Tus bajas notas en el instituto, la novia que te abandona, el patético trabajo en el que estas atrapado... Aceptalo, chaval, vas a morir, así que rinde te y dejale entrar.

Entonces algo se enciende en mi interior. El tenía razón, si, he sido vapuleado por la realidad durante toda mi vida y solo porque no he tenido las agallas para hacer algo al respeto, pero no más. Ahora al borde del abismo y en una situación imposible, no pienso rendirme, no, sobreviviré a esto, lo juro.


-¡Callate!- le grito furioso y lleno de energía- ¡Tu no sabes nada! Diablos, ¿ siquiera puedo confiar en ti? Si eres mi subconsciente¿ como puedes saber tanto de esa cosa?

-Porque tu, al igual que todos los humanos niegan y entierran lo que les asusta saber. Y han notado a estos seres desde la primera vez que tuvieron razón de ser. Somos todos débiles y estúpidos en el fondo y tu sobre todo.

-¡Callate!- Ignorando sus insultos, vuelvo hasta el dormitorio, volviendo a sentir ese terrible salto, despertándome en mi cama, pero no me dejo atrapar por él y camino decidido hasta la salida de la habitación, sin embargo, no vuelvo a la cama, sino que de repente siento un potente peso en todo mi cuerpo, como si la gravedad hubiera subido de forma increíble en una décima de segundo. No importa, sigo adelante, paso a paso, ignorando los insultos de mi subconsciente e ignorando el ruido.

Pam...Pam...Pam

No siento ahora la impetuosa necesidad de abrir la puerta, sino todo lo contrario, de retroceder, de esconderme, pero por el contrario, eso solo me hace continuar con más ganas, sabiendo que el ser sabe lo que estoy haciendo y esta asustado, tratando de alejarme.

-Vaya,vaya- dice, casi impresionado el hombre- Estas aguantando bastante bien, chico, pero, vamos, no lo conseguirás, es un esfuerzo inútil.

-¡Callate!- replico de nuevo y sigo con mi titanica tarea, sintiendo ya sus efectos, mis movimientos se tornan lentos y de pronto empiezo a sentir un terrible dolor en mi cuerpo, casi haciéndome gritar de dolor, mas se que no puedo rendirme, estando ya a pocos metros de la puerta, no puedo retirarme. Se que lo conseguiré.

Pam, Pam,Pam

Mi esfuerzo no es en vano y consigo llegar a duras penas hasta el manillar de la puerta, abriéndolo lentamente y confrontando a la criatura, observando de nuevo ese rostro, esos seis pequeños apéndices que le colgaban de alrededor de su boca,monstruosos dientes y dos filas de pequeños ojos rojos que lo componían. De su boca sale un rugido, casi lastimero y uno de sus brazos se levanta en mi dirección, pero aunque aterrado y casi paralizado, se que no puedo rendirme y cargo contra la figura, saliendo del piso y al hacerlo, se sumerge en la profunda oscuridad tan densa de la que parece que nunca despertare.


Pero lo hago, de nuevo en mi cama, en mi dormitorio, pero con una clara diferencia, pues nada más levantarme, el ruido me azota como un tornado, bienvenido mil veces en este caso. Lo sabía, lo he conseguido, lo he...Entonces le vi, a el, al hombre del subconsciente. Enfrente de la puerta, mirándome:

-¿Que... que haces aquí?

-Dar mi pésame. Porque la verdad, he visto tus recuerdos y bueno, quién sabe lo que hubieras conseguido ahora que te has liberado de ti mismo...Un potencial desperdiciado.

-¿De que estas hablando? He ganado.

-¿No lo comprendes todavía? No has ganado nada, solo has caído en la trampa del cazador...en mi trampa.

-¿Que?

-Todo fue un truco, chaval. No es que tu no tuvieras la voluntad suficiente para mover tu mente entera, sino que simplemente, tu subconsciente trataba de evitar que tu abandonaras este lugar y estuvieras a mi merced, porque piensa, si te hubieras quedado en tu fortaleza, me hubiera debilitado y retirado, pero sabía que podía engañarte. Era fácil, solo tenía que apelar a la fuerza de voluntad que siempre has tenido, si es verdad, no has hecho mucho durante tu vida, pero sigues con vida¿ no? Eso es lo que realmente importa y al final, no fue tu fuerza de voluntad la que te condeno,sino tu falta de confianza en ti mismo, eso era lo que no tenías realmente, mas no te preocupes, siempre te recordare como un plato especial.

Thor_Maltese
10-11-2012, 11:34
Interesante relato. Si hay sus buenas partes de suspenso; aunque personalmente creo que deberías revisar el uso de los signos de puntuación (en especial la coma).
Aunque conozco poco de la leyenda, me recordó un poco lo que leí en la wiki sobre slenderman

terundio
18-11-2012, 22:19
Buen cuento. Tiene buenos momentos de suspenso como dice Thor.