PDA

Ver la versión completa : Fan fic marvelinao, inventado.



ares_88
20-09-2008, 19:56
Bueno una amiga y yo hemos empezado a escribir un fic de uns personages inventados por nosotros, nos gustaria que lo leyeseis y comentarais si os gusta o no, bueno todo eso.

Primer capitulo

¿Qué harías si de la noche a la mañana descubres que tienes súper poderes?

Pues la verdad sería algo increíble no?, poder volar por los aires, tener la fuerza de un titán, o poder curar a la gente, salvarles la vida, suena bien o no… pues no es tan sencillo, a mi me paso, y mi vida se convirtió más que un paraíso en una pesadilla.

Mi nombre es Amelia Di Farinni, vivo en Nueva Jersey y soy hija de un matrimonio italiano, nací en el verano del 87, y mis súper poderes no se habían manifestado hasta ahora, estudiaba en la Universidad de Yale, la verdad estaba contenta de haber ganado el examen, no muchos en mi familia habían podido estudiar, en fin, creo que eso ya no es de mucha ayuda ahora.

Contaré como sucedió todo, ocurrió la noche del 30 de abril del 2007…

Flash Back…

-Karina: hey! Amelia, uno de estos días nos tendrás que invitar a comer pasta, de seguro tu madre prepara las mejores pastas de Nueva Jersey .

-No solo por ser italianos tienen que ser expertos en pastas, aunque la verdad no se les da nada mal, he probado mejores pastas en el restaurante de Don Panini.

-Karina: modesta como siempre, sin embargo no te libraras de nosotros tan fácilmente, Dean esta ansioso de conocer a tus padres.

-¡Qué dices! Apenas si nos conocemos, no apresures las cosas - se sonroja-, mejor conduce con cuidado, no será que choquemos el automóvil de tus padres y te castiguen como la última vez que llegaste ebria…

-Karina: eh, que dices, ya tengo 21, no tienen porque tratarme como una niña.

- eres la menor, siempre te tratarán como una bebé, ya ya, detente, es aquí, no confundas el camino.

-Karina: cierto, se me ha olvidado por completo, en fin, nos vemos mañana, descansa y sueña con Dean.

Era extraño, en casa al menos había dos luces encendidas, aún cuando nadie estuviera en la misma, pero esa noche todo estaba apagado, y lo más extraño, la puerta abierta.

Entre con desesperación, pues algo en mí me decía que una tragedia se había llevado a cabo; al entrar, los muebles y el sofá estaban desubicados, las lámparas rotas, y unas extrañas huellas, se dirigían hacia dentro. En el piso de la cocina, una escena atroz, mi madre ensangrentada, sin pulso… mi cabeza me dolía como nunca antes, desesperada encendí mi celular…

-hola, 911, por favor necesito una ambulancia rápido, mi madre está muy mal herida, deprisa.

-911 operadora: su dirección.

-Calle Melbourne Nueva Jersey, Casa 254A –click-

No tenía cabeza para dar explicaciones a la operadora, rápidamente cubrí con una manta a mi madre, y me dispuse a buscar a mi padre. Unos sonidos extraños, era mi padre que arremetía contra una persona enmascarada, quien portaba un arma.

-Extraño: por favor, Dr. Farinni, sabemos que usted tiene eso, entréguelo ahora, ya vio lo que le paso a su mujer.

-Farinni: maledeto, nunca te perdonare tal cosa! Y menos te daré lo que mi gobierno me encargo tan encarecidamente, la última esperanza italiana.

-Extraño: donde lo guardas, dímelo o te mató.

-Farinni: no te diré, de igual forma me asesinaras.

-Padre!, dale lo que pide

-Farinni: Amelia, que haces aquí, huye, vete de aqu…

Un sonoro disparo hizo que mis oídos se ensordecieran, el cuerpo sin vida de mi padre cayo en el suelo y mancho de sangre toda la segunda planta.

-PAPA!!!!!!!

-Extraño: vamos, tu debes ser la mayor posesión de la familia Farinni, jajajaja, la venganza Rusa vendrá pronto, y tu pequeño país caerá.

Algo en mi interior ardía terriblemente, mi corazón, sentía que iba a estallar, y mis ojos comenzaron a sangrar…

-Lo pagaras, lo pagaras, lo pagaras!!!!!!

De pronto todo comenzó a arder, el sujeto asustado desato su arma en contra mía, pero ni una sola me tocaba, todas se derretían antes de llegar a mí, era como una especie de escudo anti armas, llamas ardientes consumían las paredes de mi casa.

Como fuertes ramas el fuego abrazaba al extraño, mientras gritaba desesperadamente, el hada de la muerte que tantas veces atormento mis sueños, besaba sus rosados labios, quemando desde adentro todo vestigio de humanidad, fulminante y apasionado fuego, como es posible que guardara tanto poder dentro de mí.

El sonido de las sirenas me tranquilizo, cogí a mi padre y madre de su protección, y los saque afuera de la casa, sus cuerpos intactos, solo flagelados por el arma del homicida. Ahora lo comprendía todo, estaba sola en el mundo…y al parecer ahora todos los que una vez consideré amigos me daban la espalda.

El funeral fue frío, turbio, las miradas de mis familiares seguían haciendo un profundo oyo en mi corazón; aún después que se aclarara que no tuve que ver con el homicidio, la gente seguía viéndome como un monstruo…sin embargo…en el funeral, estaba el, un hombre que me miraba fijamente, analizando cada uno de mis gestos, como pensando la manera de descubrir mis pensamientos. Nunca antes lo había visto, ni siquiera sabía si conocía a mis padres, o si era alguno de los italianos del club que antes frecuentaban, en fin…no le daré la mayor importancia…

En otro espacio temporal, en el mismo universo…

Mi nombre es José Díaz como podéis ver por mi nombre, comprobareis que no soy norteamericano, mis padres y yo vinimos cuando aun tenía 3 años, pero aunque vine pequeño hacia Boston recuerdo la fabulosa ciudad de la que vine: Barcelona.

Desde pequeño quise ir a la universidad estudiar Historia y ser profesor, pero las cosas no salen siempre como uno quiere, cuando acabe el instituto tenía 18 años y una vida universitaria por delante, llegue a mi casa con una notas bastante buenas en alguna universidad podría entrar, le di la noticia a mis padre y ellos me dijeron que no había suficiente dinero en la casa para que yo fuese a la universidad, desconsolado salí de casa y me fui a dar un paseo por el centro de Boston, en ese momento dos marines me pararon y me dijeron si quería entrar en el ejercito al principio no hice mucho caso yo era pacifista, pero cuando escuche estudios pagados se me abrió el mundo, en ese momento me aliste.

Pocas semanas después me llego la carta para que fuera a hacer la instrucción, la instrucción duro 3 meses, con eso pretendían que estuviésemos preparados para una guerra, los 3 meses fueron duros, cada día madrugar, comer una bazofia insoportable y entrenar, correr, pista americana y como no tiro, en esto era de los mejores con casi cualquier arma, cuando acabaron esos 3 meses mi cuerpo había sufrido un cambio habían salido músculos donde antes no había nada.

Me aceptaron en la 1° división de infantería, la Big Red One , me dieron el tiempo justo para ir a casa saludar a mis padres e ir al cuartel a presentarme, cuando me presente me dijeron que en dos semanas partíamos hacia Irak, un gran golpe, fui a casa i di la terrible noticias, solo 18 años y ya estaba metido en una guerra, pasaron las dos semanas las cuales yo estuve todo el tiempo que pude con mis amigos y mi familia, monte en el avión y despegamos. Todos en ese avión éramos extremadamente jóvenes 18, 19, 20, los oficiales eran los más mayores, en el viaje todo lo que hicimos fue dormir nadie intento entablar una conversación, para que si solo éramos carne de cañón, todos sabíamos que de allí vivo era casi imposible salir, al llegar allí nos dieron nuestras habitaciones, eran módulos que compartíamos 4 personas pero era mejor que en la instrucción, al día siguiente los 4 que dormían en esa habitación ya eran un grupo de asalto.

“-Si dormís juntos os conoceréis mejor que nadie-“

Eso decía nuestro sargento, en parte tenía razón las cuatro de una habitación éramos inseparables. Nuestra división estaba asignada en Karbala una zona bastante tranquila, según decía las noticias allí pasaba poco, tengo que decir que era una gran mentira, a los dos días ya nos mandaron a nosotros a explorar una casa que podría ser de terroristas, al coger el jeep los niños nos saludaban, pero en cuanto nos dimos la vuelta nos lanzaron piedras, para disuadir a los chavales dimos unos tiros al aire, no lo debimos hacer, un francotirador le voló la cabeza al que conducía, sabíamos que podía ocurrir, el coche volcó pero por suerte los tres que quedábamos con vida no nos paso nada, con el coche volcado como cobertura nos pusimos a disparar a aquella pequeña torre donde estaba el francotirador , la torre quedo totalmente agujereada y fuimos a mirar y efectivamente habíamos dado en el blanco.

-Joe: mierda salgamos de aquí ahora mismo.

-Bob: eso llamemos al cuartel y que vengan.

-Yo: Y una mierda, haremos la misión y luego que nos vengan a buscar, pero antes mataremos a todos esos terroristas, por Peter.

Cuando nombre a Peter ellos reaccionaron y aceptaron mis órdenes, parecía el de más alto rango pero en realidad no era nadie, fuimos caminando hacia esa casa de terroristas y al entrar vimos una familia cenando, la hija sabia ingle y le preguntamos donde estaban ella solo decía negativas pero nosotros lo sabíamos, cogimos nuestro rifles y acabamos con la familia, un daño colateral, nos adentramos en la patio trasero y allí había un pequeño zulo, encontramos a terroristas y les lanzamos una granada, allí no quedaría nada, mientras nosotros pisásemos ese suelo.

Llamamos y el helicóptero vino a buscarnos y nos llevo a el cuartel, pero antes pasamos a por el cuerpo de nuestro compañero, 6 meses fueron los que estuvimos en ese infierno cada día asesinatos y más asesinatos, torturas y porque no decirlo partidos de básquet, al fin llego la hora de volver a casa, en esos 6 meses ascendí a cabo por meritos militares, pero os aseguro que no os gustaría saber cuáles fueron las misiones.

Una vez en casa empecé la Universidad tal y como me prometió el ejército, hacia mis clases normalmente pude celebrar mi cumpleaños en casa y todo, después de terminar mi primer año de carrera, me toco volver a Irak eso fue finales de Junio de 2008, un mes bastante jodido para ir a oriente medio, llevando solo un mes allí y gracias a mi experiencia fue ascendido sargento y ya tenía mi pequeño grupo de soldados, pero haciendo una ronda en nuestro blindado, nos atacaron y arrasaron con mi unidad, antes de caer pedimos apoyo aéreo y estos vinieron bastante rápido, los Blackhawks hicieron bien su trabajo y nos sacaron de allí. Yo estaba tan malherido que me mandaron de inmediato a un hospital de Washington; una vez allí me curaron pero por desgracia no podía andar, entonces me comentaron de una agencia que estaba probando un tratamiento nuevo y si quería ser transferido y lo experimentarían conmigo, yo acepte casi sin pensarlo, debía haber leído las contraprestaciones antes, el caso es que probaron ese suero conmigo, solo un hombre pudo aguantarlo me dijeron, pero que a este le habían hecho unas mejoras, yo confiado acepte, al cabo de dos semanas caminaba, en 3 ya corría y en un mes podía ganar a un medallista olímpico de cualquier deporte, vieron que estaba desarrollando superfuerza, supervelocidad y algo que ellos aun no sabía, solo tenía que pensar un lugar y ya estaba allí, era espectacular, así que volví a la guerra pero esta vez no en nombre de Estados Unidos, si no en nombre de S.H.I.E.L.D. , y no en oriente medio sino en las calles de ciudades de todo el mundo, me dieron un uniforme, un nombre y misiones, y como no, podía seguir estudiando, a mis 19 años era un agente encubierto y un estudiante de historia, no salía mucho como podéis imaginar, pero era feliz.



¿Qué tienen que ver estas dos historias…? Más adelante lo sabrán, pero por lo pronto déjenme decirles que el mundo de los superhéroes y mutantes, cambiara desde este momento.

sergh-kun
21-08-2009, 11:27
ta guena che la historia,,, siguela, se te da la narracion muy bien, saludos